Álvaro Enrigue y su historia en la Apachería

D

 

 

Fuente: El Universal / Enero 2019

 

Álvaro Enrigue ha escrito una novela enorme, bárbara, salvaje que ocurre en ese ligar mítico, Apachería, en ese territorio que México perdió cuando fue cedido por Antonio López de Santa Anna. Su más reciente historia, 'Ahora me rindo y eso es todo' (Anagrama), es una novela total y descomunal que ocurre en ese paisaje fronterizo entre México y Estados Unidos, y en él van apareciendo el pasado y el presente.

 

"México y Estados Unidos son dos países que se han definido por oposición, los mexicanos nos definimos sobre todo como no gringos, y los gringos aunque jamás lo reconozcan también se definen como no mexicanos, fundamentalmente; pero no es cierto, los zopilotes cruzan la frontera, los coyotes cruzan la frontera, los pápagos viven de los dos lados de la frontera. Los apaches chiricahua se extinguieron después de esa guerra kamikaze prodigiosa y deprimente, y maravillosa y heroíca y violenta y brutal que vivieron", señala el narrador.

 

El autor de la La muerte de un instalador afirma. "No quiero que esta novela sea un elogio de la violencia porque los apaches tampoco eran santos, la novela quería ser equilibrada. Se infringió violencia sobre los apaches pero qué violencia infringieron ellos sobre los criollos; es un territorio que chorrea sangre y sigue chorreando sangre ahora con las guerras del narco".

 

Te invitamos a conocer más sobre esta obra que el autor define como western aquí: https://www.eluniversal.com.mx/cultura/alvaro-enrigue-y-su-historia-en-la-apacheria