Jesús Esquinca

Jesús Esquinca. Romántico soñador y coqueto, adorador de José José, admirador de la belleza femenina, gran fanático y conocedor de los deportes, Jesús vive intensamente a pesar de experimentar secuelas de una parálisis cerebral infantil. Orgulloso ingeniero mecánico del Instituto Politécnico Nacional, y conocido voluntario que lucha por los derechos de las personas con discapacidad, Jesús consiguió su primer trabajo —luego de quince años de buscarlo incansablemente— tras escribir una lúcida y apasionada carta al Presidente de la República, en donde denunciaba las pocas oportunidades que se le concede a los ciudadanos “especiales”.