Alejandro Illera

Con 22 años de edad, y a los seis meses de haber comenzado su emprendimiento en 1996, Alejandro Illera pudo retirarse de su empleo, va que empezó a generar dos y tres veces más dinero con su negocio del que recibía en su empleo regular. Desde ese momento, Alejandro ha vivido lo que él llama, y es su marca registrada, una "vida SIN JEFE" y muchos jóvenes y personas de todas las edades alrededor del mundo se han inspirado en su historia para seguir ese mismo camino.